Por: López Bonilla. 

El coronavirus nos ha afectado a todos sin ninguna restricción o excepción. El mundo de la lucha libre también sufre en este aspecto.

Este es el caso de Hijo del Soberano, un luchador enmascarado que acostumbraba entrenar para vestirse cada noche y luchar en el cuadrilátero de las arenas de la ciudad de Torreón.

El día de hoy, consecuencia de la desesperación de no poder ganarse el sustento y con muchas cuentas y deudas qué pagar, ha tenido que fabricar cubrebocas para protección de COVID-19 con estilo de máscaras de lucha libre para poder obtener algo de dinero.

Hijo del Soberano, quien por cierto oculta su nombre e identidad como “religiosamente” esta profesión lo demanda, dice que al ir viendo como se agotaba la comida y no poder trabajar en lo que más le gusta, un día puso a trabajar las máquinas de coser con las que fabricaba sus vestuarios, idea sugerida por su esposa.

Solo alteré un poco mis habilidades un poco para hacer la máscara solamente de la nariz hasta la barbilla.

-dice el mismo Hijo del Soberano

Con estos diseños, además de crear cubrebocas y homenajear a sus héroes favoritos como El Santo y Blue Demon entre otros, Hijo del Soberano ayuda a llevar dinero a su familia, vendiendo sus creaciones en su página de Facebook por 150 pesos, que son unos 6.25 dólares americanos.

Puedes comprar una aquí en este link.