Por: John Huerta

Este jueves 2 de julio el gobernador Jay Inslee hizo un anuncio en el que incluye un nuevo conjunto de pasos a seguir para intentar aplanar la curva de contagio de Covid-19 que ha estado subiendo estas últimas semanas en el Estado de Washington. 

Una de las medidas, la cual ha causado algo de controversia, es el uso obligatorio de las mascarillas o cubrebocas, el cual será tan riguroso, que los establecimientos y dueños de negocios podrán negar el servicio a clientes que no lo usen.

Esta ley ya había sido ordenada hace unos días efectiva sólo para Yakima, pero esta vez ha sido extendida a todo el Estado de Washington. 

Esta ley será obviamente excluida para gente que tenga algún tipo de condición en que el uso de la mascarilla atente contra su salud.

Cabe destacar que el gobernador Inslee anunció un plan de reapertura que consta de las siguientes fases:

  • Fase 1 – Algunas actividades y recreaciones al aire libre estarán permitidas pero continua la prohibición de las grandes reuniones de personas excepto ciertos negocios como la construcción, landscaping, ventas de autos y ventas de productos “para llevar” estarán permitidos.
  • Fase 2 – Actividades y recreaciones al aire libre de 5 o menos personas son permitidas, así como las compras dentro de tiendas con ciertas restricciones, transacciones de bienes y raíces, salones de belleza, estéticas y barberías tienen permitido volver a la actividad. Los restaurantes pueden abrir mientras reduzcan a la mitad su capacidad para tomar más distancia entre mesa y mesa, las cuales no deben ser de más de 5 personas.
  • Fase 3 – El tamaño de los grupos de reunión aumenta a 50 personas y los viajes no esenciales son permitidos. La capacidad de los restaurantes permitida sube al 70% y en las mesas se acomodan menos de 10 personas. Los cines pueden volver a abrir.
  • Fase 4 – Interacciones públicas se restablecen tomando cierta distancia física. Las reuniones de más de 50 personas son permitidas. Clubs, conciertos y eventos deportivos grandes vuelven a ser permitidos.

También hay que decir que ninguno de los condados del Estado de Washington ha podido llegar hasta el momento a la fase 4. Al contrario, algunos condados están en riesgo de regresar a una fase anterior a la que se encuentran, obviamente debido al repunte sorpresivo de casos de Covid-19.

Fuente: KOMO News.